martes, 9 de junio de 2009

LA PUTA CAPERUZA


Su destino, tan joven y bella, era salir al escenario, concebir su burdo baile y escuchar esas palabras vacilantes, vulgares, soeces, cotidianas y etílicas.
“El Bosque” famoso por sus putas y su droga, aprisionaba a ella, la “caperucita”, estrella por sus curvas, su sensualidad virginal y claro, su esplendoroso precio. Apodada así por su capucha roja que la protegía de la fría lluvia invernal, siempre temerosa de la Abuela.
“La Abuela” un antiguo homosexual, con excelente gusto para los muchachos negros, este holandés, que con solo internet y marketing, hacia muchísimo dinero con caperucita, raptada y entrenada por el mismo.
Un día común, entre baile, alcohol y éxtasis, apareció “El Lobo” un nuevo y joven pesado del mas grande cartel colombiano, él entro por primera vez al “Bosque”.
Al verla al verla a caperucita, el lobo solo pensó en “comer”.
Las imágenes del baile, las ganas y el eterno deseo de tenerla, lo convirtió en una fiera insaciable.
La abuela, en esa noche, vio al hombre mas bello, todo un dios de ébano, y justo se acercaba a ella; su corazón palpitaba a mil por hora, Lobo le pidió un cuarto y a caperucita, el pobre homosexual enfurecido por la petición, hizo todo para que él no este con ella. Lobo enfureció por el capricho del maricon, sacó un arma, listo para el fatal disparo, lobo vio al barman que llamo a la policía; mato al barman y salió del local.
Lobo no dejo de pensar en caperucita, así que la llamo al celular y fijo una cita. La caperucita atendió la llamada y fue a su cotidiano trabajo.
Al encontrarse, solo con las miradas se reconocieron, sin saber quienes eran, el amor gemido traspiró en ese cuarto, toda la noche, para ellos toda la vida.
Al llegar a el Bosque, la celosa abuela salto hacia caperucita y la golpeo sin contemplación, gritándole que nunca mas lo viera, porque el dios negro era ¡suyo!
Lobo, al enterarse de eso, fue y busco a maldito maricon, al encontrarlo en el Bosque, se tranquilizo y pensó en un plan para matarlo sin que se entre su amada.
Sedujo al homosexual, lo llevo hacia la cama, la enamorada abuela no sabía su cercano destino.
El hermoso negro saco su vieja navaja y le corto la garganta, sin contemplación, pero de pronto se escuchan unos pasos, es caperucita.
él no sabia que desde que entro al Bosque la policía lo seguía, y sabían que él mato a la abuela.
Se cubre entre sabanas, junto con el cadáver y espera el tocar de la puerta.
La caperucita grito a la supuesta abuela que estaba enamora de Lobo y que nunca lo dejaría de amar.
Lobo, dentro de las sabanas, quería salir y decirle lo mismo, pero de repente, unas veinte sirenas unísonas rodearon el lugar. El salto de la cama y le grito a caperucita que saliera del lugar.
Mientras ella salía del bosque, cazaban al salvaje lobo por a ver matado a la abuela.

2 comentarios:

El hombre de arena dijo...

Buena reversión del clasico caperusita roja, y hay otras versiones que datan del siglo pasado de una caperusita profanada.
Buen relato te estare siguiendo.
Saludos

fresita dijo...

pues vaya cuento de caperucita tan moderno, pues si que tienes imaginación!!!!felicidades campeón!!!