viernes, 29 de enero de 2010

verdugo...

Soy un franco y triste verdugo…
Si, un verdugo que galopa por las llanuras del recuerdo,
Seca, polvorienta, y sin gotas de tus besos
¡Sin lluvia de tu alma!
Mustia de tanto crujir…
Abandone mi jinete cuando dejo de llover,
Libre y en silencio por la llanura muerta
Caigo rendido al galope del olvido
Galope, galopín, galope…
¡Sin ganas, sin lluvia, siendo un verdugo! Triste…
Y esta montura, hecha llanura,
Y este jinete hecho un crujir,
Montura que nadie puede sisarme,
Como el águila en caza me sujeta…
Galope, galopín, galope…

El mesiaz

1 comentario:

smallquepe dijo...

Lo que más me gusto sin duda: Galope, galopa, galopín... El Olvido, no debería existir ¿verdad?, por mucho que pasamos y dejamos atrás siempre nos gusta recordar, sacar todo de nuestro baúl secreto volviéndonos por momentos frágiles.

Bip Bip